jueves, 28 de julio de 2011

CHARLA EN UNA TERRAZA (3): Complicidad


─Entonces, ¿qué te atrae de todo esto? ─preguntó Diego tras una nueva pausa.

Ella resopló alzando la mirada al cielo, como si suplicase a los hados un hálito inspirador. Quedaba claro que esa pregunta no era nueva para ella; si acaso, era la primera vez que alguien se la hacía abiertamente, de viva voz.

─No lo sé…

─Piénsalo, por favor.